50 AÑOS DE AMOR, PASIÓN Y COMPROMISA POR LAS ARTES
LA MAMA 50 AÑOS
A pesar de la gran acogida, del entusiasmo de estos jóvenes, hoy en día grandes maestros del teatro, está ilusión de ser el primer espacio para hacer teatro en Chapinero sólo duro cinco años, no sólo empezó a escasear el dinero, no sólo se dejo de pagar arriendos, sino que la unión y acuerdo con Ellem Steward y las ayudas de La Mama de New York empezaron a tambalear; y en unos meses esos mismo jóvenes estaban en las afueras de esa bodega con vestuario, escenografía, tristeza, pancartas pero con la rebeldía y amor al arte más viva que nunca reclamando al gobierno un lugar para que sus sueños y creaciones siguieran moviéndose. Viendo la presión de estos entusiastas, el gobierno, en esa época de Belisario Betancur, decidió entregarle al Teatro La Mama, una casa abandonada, quizá de algún antiguo hacendado, pero que era ideal para seguir jugando. 

Con una casa para ellos donde no tenían que pagar arriendo, y era mucho más grande que su antigua bodega, parecía que empezaban años de esplendor para La Mama, ahora un poco más independiente. Pero no todo fue tan maravilloso, desacuerdos, ideologías, peleas y encuentros desagradables hicieron que ese grupo de jóvenes entusiastas liderados por Amuchástegui se desintegrará, muchos se fueran y nuevas caras empezarán a conformar una Mama diferente, bajo la dirección de Eddy Armando, y con un tono político y de revolución mucho más fuerte y en ocasiones panfletario. Con el pasar de esta nueva era de La Mama, se fue dejando a un lado a autores de nombre, y empezó la honda de la creación colectiva, y de obras que hablarán de los problemas políticos de Colombia, los personajes cada día eran más colombianos, las historias hablaban de nuestra idiosincrasia, y el gobierno más específico.

 


El impacto que generó esta forma de hacer teatro siempre bajo la premisa de lo “experimental” lo diferente, lo nuevo empezó a llamar la atención de la prensa, de los intelectuales y artistas de la época, pero también de muchas empresas privadas que a pesar de no entender bien la onda revolucionaría de estos actores, ayudaba a la fundación a financiar muchas de sus obras, no en vano en una cantidad de afiches antiguos brillan logos como La Federación Nacional de Cafeteros, El Banco de la Republica, CityBank, Ecopetrol.


Al mando de Eddy Armando, un intelectual y director con una ideología política muy fuerte empezó a llevar al teatro La Mama a la resistencia y a vínculos fuertes con el Movimiento del M19, creando montajes de protesta y con tendencia a exaltar este movimiento revolucionario como: El Abejón Mono, una de las creaciones más importantes de La Mama, y la primera que circuló por Europa mostrando una cara artística de nuestro país, donde lo importante era hablar de nosotros y de nuestros problemas como sociedad, el gran contenido panfletario y político de esta obra, fue la manzana de la discordia final con la alianza de La Mama de New York e hizo que las  ayudas y alianzas que ya tambaleaban escribieran su punto final.

 

Este punto final para el joven Eddy Armando, quien venía de la escuela de teatro colectivo del maestro Santiago García, y militante del Movimiento Izquierdista, fue un inicio para que su estética y forma de pensar empezará a imponerse y así pudiera fusionar sus ideas con las puestas en escena, así El Club de Teatro Experimental La Mama creo una nueva forma liderada por este director de narrar las problemáticas ya no sólo políticas, sino sociales y culturales de nuestros país, memorias que se quedaron plasmadas en obras como: La galera,  El cabo hesio, La requisa, El domingo del difunto, Pasatiempos de la mama loca, Dos viejos pánicos, Joselito carnaval busca su cosa latina, Los tiempos del ruido, Ensueños de bolívar, Arrebatos de mujeres, Entre besos y peloteras, Homenaje a Gabo “el coronel no tiene quién le escriba cercado por la memoria de mis putas tristes”, entre otras.

 

El grupo de artistas que siguieron y aprendieron del maestro Eddy Armando, quien consolido la escuela del Teatro La Mama por más de 20 años, hoy en día son iconos de la actuación y el teatro en el país, artistas como: Alfonso Ortiz, Jorge Cano, Fernando García, Maguzo, Luz Stella Luengas, Yuly Pedraza, Roberto Marín, Kokola Hernández, Roció Chacón, Ricardo Vesga,  Jairo Soto, Eduardo Castro, Pilar Álvarez, Constanza López y muchos más son la memoria viva de más de 30 textos propios de La Mama, de giras y premios alrededor del mundo que hoy en el 2018 cumple 50 años, y empieza una nueva era, sin su capitán Eddy Armando, pero cada día con más artistas zarpando en este barco que por muchos años más seguirá haciendo del teatro una herramienta para protestar, crear, amar, impresionar y luchar por los rebeldes que creemos en las tablas y los telones. 



Info: Calle 63 # 9-60 Barrio: Chapinero Bogotá -Teléfono: 571 2112709



Diseño Web: Karina Cordero S. Compañia Artistica Scala-companiartisticascala@gmail.com
COPYRIGHT © 2019 LA MAMA Club de Teatro Experimental. Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular.